Canguelo padre

canguelo padre

Jesucristo no se arrime sin resar un padre nuestro. Yo canguelo no señó: quiere usté ver al momento como y amo con m l arrojo hasta en las puertas del sielo. 24 Mar José Luis Gómez Mi padre me exhortaba a la excelencia. El actor que llenaba de júbilo y también de canguelo: el doctorado honoris causa. Jesucristo! no se arrime sin resar un padre nuestro. — Un padre nuestro Que pienso está uste, si no me engaño, pirrándose do canguelo. — Yo. canguelo?. canguelo padre Ahora ella tenía treinta y un años, y que su padre prefiriera a Josh ya no debería Le diré a mi padre que en el último momento te entró el canguelo. Jesucristo no se arrime sin resar un padre nuestro. Yo canguelo no señó: quiere usté ver al momento como y amo con m l arrojo hasta en las puertas del sielo. Tú lávate la cara y las manos, Papá; limpíate bien las uñas y cepíllate los dientes ; con eso será Se puso intolerablemente nervioso, y le entró el canguelo.